DENTALCARE CLÍNICAS, DR RIAZA

Horario de Apertura : Lunes a Jueves de 10 a 14 / 16 a 20 y Viernes 10 a 18
  Contact : 917265655

Mordida cruzada: ¿cuáles son sus causas y cómo se soluciona?

La boca es una pieza clave para nuestra salud. Tanto es así que si no la cuidamos podemos sufrir dolores de espalda, cefaleas, molestias en el cuello e incluso trastornos del sueño.

Éstas son algunas de las dolencias que aparecen cuando se padece una maloclusión o mordida cruzada. Es decir, cuando algunos o todos dientes inferiores quedan por delante de los dientes de la arcada superior impidiendo una correcta oclusión (encaje) de los dientes.

La mordida cruzada es una malformación que puede desarrollarse a cualquier edad, aunque lo más habitual es que aparezca en niños (en la etapa de desarrollo) debido a diferentes causas. No obstante, si se diagnostica a tiempo, la mordida se puede corregir fácilmente con ortodoncia evitando con ello problemas óseos, musculares y articulares.

Lo más recomendable es realizar la primera visita al especialista al cumplir el primer año y la siguiente a los tres, cuando la dentadura ya cuenta con todas las piezas.

Tipos de mordida cruzada

Imaginémonos que nuestra boca es una caja, siendo la arcada superior la tapa. Para tener una buena oclusión, es necesario que ésta quede por delante de la arcada inferior. Sin embargo, más del 90% de la población manifiesta maloclusiones en uno o varios de sus dientes.

Podemos distinguir tres tipos de mordida cruzada dependiendo de su origen:

  • Dentario: cuando los dientes se inclinan hacia el interior.
  • Óseo: en este caso, el hueso de la mandíbula es mayor al maxilar superior, lo que hace que los dientes de arriba queden por detrás de los dientes inferiores.
  • Mixto: cuando se producen los dos problemas anteriores.

También existen las mordidas cruzadas anteriores, posteriores o unilaterales, afectando a un lado de la arcada, o bilateral si se produce en ambos lados.

 hipersensibilidad dental

¿Cuáles son las causas de este tipo de maloclusión?

Hay muchas causas para la mordida cruzada o maloclusión. En la mayoría de los casos, los motivos pueden ser:

  • Influencias genéticas
  • Respirar por la boca
  • Colocación inadecuada de la lengua
  • Hábito de succionar el pulgar
  • En bebés, que duerman siempre sobre el mismo lado

 

¿Cómo se soluciona la mordida cruzada?

En muchos casos, la mordida cruzada y sus primeros síntomas se manifiestan durante la infancia. En esta etapa la boca y los dientes están en pleno desarrollo, lo que facilita la corrección de la alineación dental y mordida con ortodoncia.

En los niños, el tratamiento más habitual consiste en colocar un expansor en el paladar superior para ampliar el tamaño de la arcada. Durante unos meses, la longitud del expansor irá aumentando hasta conseguir la apertura de arcada adecuada.

En los adultos, y al haber finalizado el desarrollo óseo, es necesario recurrir a la cirugía para lograr encajar correctamente las arcadas superior e inferior. La intervención puede incluir una corrección de la longitud de la mandíbula, la expansión del paladar o ambas.

Una detección a tiempo es clave para solucionar la mordida cruzada y evitar los serios problemas que esta malformación ocasiona a la salud integral.

Si observas alguna maloclusión en la boca de tus hijos, es el momento de acudir al odontólogo.

 

Si crees que este post puede ayudar a tus amigos de las redes sociales, por favor compártelo. Así, entre todos los que amamos esta profesión, lograremos mejorar el conocimiento de los pacientes y además mostrarles la importancia de la odontología en la vida de las personas. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies